ULTIMAS SOLEDADES

LA SOLEDAD DEL ESCRITOR Y LAS SOLEDADES DE LA VIDA AL CUADRADO DAN COMO RESULTADO UNA OBRA PURA, GENIAL EN LA MEDIDA DE NUESTROS DESEOS, UN ESCRITOR, AL FIN... (ANÓNIMO)

Nombre:
Lugar: BILBAO, PAIS VASCO, Spain

SOY ESCRITORA VOCACIONAL Y PINTORA AFICIONADA, UNA MUJER CON ANSIAS DE APRENDER Y VIVIR, MUY PENSADORA Y REFLEXIVA. VIVO POR Y PARA ESCRIBIR.

jueves, marzo 16, 2006

RECUERDOS Y OLVIDOS


El título no es mío. Es de D. Francisco Ayala, a quien hoy quiero rendir mi homenaje particular por sus 100 años de vida. Un regalo de cumpleaños modesto, como su figura humana que no la literaria.
"Recuerdos y olvidos" es una de sus muchísimas obras, su autobiografía. Autor prolífico, nos ha llenado de grandes escritos gracias a su longevidad... "La cabeza del cordero", "Los usurpadores", "Historia de macacos", entre tantos otros.
El hombre que es Ayala, el escritor Francisco Ayala, nunca ha vivido de la Literatura. Se le puede llamar escritor puro porque siempre ha escrito por esa necesidad imperante que todos los escritores de verdad no pueden eludir.
Es lógico, que al celebrarse su centenario, salgan a la luz todas sus obras completas. Y esta vez, el autor está vivo, para saborear desde la lucidez que todavía ostenta, el éxito y la repercusión de su Literatura.
Nos ha llenado de ensayos, novelas cortas, obras de corte filosófico e investigaciones literarias de otras autores que él admiró, desde Pérez Galdós a Unamuno.
Como digno miembro de la generación del 27, fué de los primeros en viajar al extranjero y beneficiarse de los programas europeístas de educación.
Gran sociólogo, este viejo simpático y lúcido que hoy cumple cien años, ha conseguido darle a sus obras un ribete filosófico solo equiparable al peso de sus sufrimientos durante muchos años como escritor exiliado, que nunca se cayó de la estatua donde se hallaba laureado. Como persona, ha sido siempre -dicen sus amigos- muy irónico y sarcástico.
Su personalidad literaria se ha nutrido de estos atributos y nació al mundo literario como un escritor complejo pero honrado, consigo mismo y con la realidad que le ha tocado vivir durante sus cien años de vida.
Su bagaje cultural traspasó las fronteras, por culpa del exilio, pero ya desde su infancia se crió entre libros y pinturas -provenía de una familia muy cultivada-. Si a ello le añadimos su largo periplo por el mundo, Granada, Madrid, Alemania, Buenos Aires, Estados Unidos (New York), etc..., intuímos que la persona trascendió al escritor.
Hoy vive en Granada, de vuelta a su tierra, a sus raíces, a su Alhambra, a su ermita de San Miguel... "Vuelve a escuchar los sonidos de la ciudad subiendo hasta allá", como en su infancia. Está feliz, pero alude no poder mirar al futuro, porque desde hace más de diez años y con las enfermedades de su edad, creyó que debía empezar a mirar hacia el pasado, ni siquiera al presente. De esta forma, el viejo escritor no es un contador de batallitas como cualquier abuelo, es un anciano simpático que se resiste a dejarnos. Sin dejar de ser un gran escritor.
¡Feliz Cumpleaños, Don Francisco Ayala!

"Del programa "El Estravagario" que emite la dos de televisón los martes de madrugada; el extracto de esta redacción es de Maite Garay).